miércoles, 20 de diciembre de 2017

Family tree

  

Árbol genealógico.


El fenómeno es simple. Hace cuarenta años mis padres plantan un abeto en la casa familiar.

Con el tiempo, el árbol se hace demasiado alto y es necesario talarlo.

Mejor que “hacer leña del árbol caído”, lo sierro en troncos de metro y medio, y me lo llevo al aserradero de Agustín Bastón Soage, en Cangas, para que me lo corte en tablas (el árbol pasa a ser madera).

Con esas tablas construyo un barco apoyado sobre un balancín, para que juegue y se divierta mi hija (que es la nieta de aquellos que plantaron el árbol, ¿recuerdan?).

Si a ella le apetece, claro. Yo ya me he divertido mucho construyéndolo: no debo pedir más. My first commission, her first command.

PS: el barco se llama Adamastor.

(Marzo de 2016)
   








- ¿Por qué lloras? - le preguntó el Arcoiris.
- Lloro porque el viento bandido
se ha llevado las rayas de mi vestido
- respondió la Cebra Camila sollozando.
(Marisa Núñez, La Cebra Camila)

Había un solo medio para maniatar la desesperación: concentrarse en el trabajo. Ben Gage dio ese ejemplo y gracias a su conducta logramos culminar con suerte el empeño. Desconocía yo si en cubierta nuestra gente peleaba con tanta nobleza como el maestro carpintero. Me hacía mucho biuen verlo empujar, golpear, martillar con serenidad creciente. Su cara adoptaba la expresión de un padre cachaciento que pule en el taller juguetes de madera para sus hijos.
(Alejandro Paternain, La Cacería).

At some time of their lives, I believe, most human beings desire to have children and desire also that their children should grow up to be healthy, happy, and self-reliant. For those who succeed the rewards are great; but for those who have children but fail t orear them to be healthy, happy, and self-reliant the penalties in anxiety, frustration, friction, and perhaps shame or guilt, may be severe.
Engaging in parenthood therefore is playing for high stakes.
(John Bowlby, A Secure Base)

Chega a onde tu quiseres
Mas goza bem a tua rota
Enquanto houver estrada para andar
A gente vai continuar
Enquanto houver ventos e mar
A gente não vai parar…
(Jorge Palma, A gente vai continuar)

(Les recomiendo que visiten el enlace al vídeo: verán a un Jorge Palma entregado y sudoroso, contorsionándose sobre el piano, ejecutando su oficio -su misión- como si no hubiese mañana... Resulta inspirador como buen propósito para el año que comienza en unos días: vivir con entrega. Así sea para quienquiera que pase por aquí y lea esto.)


Maurice Sendak, Onde vivem os monstros.


El diseño original y los planos son de Buckley Smith, adquiridos a través de Wooden Boat Store.

He introducido algunas modificaciones respecto a ese diseño original:

* He extendido la roda exageradamente, buscando reminiscencias con la dorna gallega
(texto Stefan …)

* El forro original, en contrachapado de una sola pieza, lo he sustituido por bances superpuestos en tingladillo, tres a cada costado.

* He añadido una cuaderna que no existía en el diseño original, buscando resistencia estructural a prueba de los juegos más enérgicos; además, esa rigidez añadida me ha ayudado mucho a trabajar el casco sin temor a deformarlo, cuando aún no estaba montado el banco interior, que es el único elemento en el diseño original con efecto de “varenga”.

Para la roda y para la regala he utilizado despuntes de la madera de cedro del mástil de aquel otro barco, Julia, del que algo hemos contado aquí en otra ocasión.

El asidero para que la tripulante se agarre, está hecho a partir de una vieja cornamusa de teca de Wendy, que guardé de cuando le hice otra nueva la campaña pasada.

De esta forma, compartiendo madera del mismo árbol, estos tres barcos quedan también emparentados por cierto grado de consanguinidad, creo yo.

Es siempre así con la madera: vida ilimitada.


The things I like constitute my set of values. The thing I like most of all is personal achievement - not achievement for the world’s applause, but achievement for my own delight. It is the old “I did it! I did it! With my own hands I did it!”
(Jack London, The Cruise of the Snark)




































2 comentarios:

  1. Una preciosidad, y gran explicación. Que buenas manos trabajando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Chapeau!!!!!!!!!!!!
    Si no te conociera, me parecería una fantasía, creo que disfrutaste un montón y por supuesto tu hija lo hará más. Un saludo.

    ResponderEliminar